world-es.jpg

Historia de las cervezas de Chimay

Para satisfacer sus necesidades y las de aquellos que la fundaron, así como también para mantener el nivel de empleo de la región, los monjes trapenses cistercienses de Chimay han desarrollado, desde 1862, la producción de las cervezas belgas y los quesos trapenses que, gracias a su carácter y a sus cualidades, tuvieron y siguen teniendo un gran éxito.

Desde 1862, los monjes de Chimay han elaborado su cerveza de primera calidad de acuerdo con la tradición monástica de la elaboración natural de la cerveza. La levadura purificada por el Padre Théodore y el agua pura que corre debajo de la abadía son el fundamento de la cerveza Chimay, una cerveza con un complejo gusto y aromas armoniosos.

imprimerImprimirPartagerCompartir